19.11.12

DIY #2 | Como hacer Jabón puro de aceite de Oliva o de Castilla facilmente



Continuamos con nuestra sección DoItYourself o hazlo tu mismo de Ajedrea con un clásico básico: como hacer jabón con aceite de oliva. Un aceite perfecto para hacer jabón, tanto por sus características cosméticas para el cuidado de la piel como por ser el aceite que más fácilmente podemos tener a mano en nuestras casas. Aprovecharemos para enlazar este tutorial con un poquito de historia, el famoso jabón de Castilla. 2 entregas en este post bien interesantes y que nos sirve para empezar a practicar la elaboración de jabones.



A continuación indicaremos los ingredientes necesarios para elaborarlo fácilmente, pero primero un poquito de historia. El jabón puro de aceite de oliva, es conocido también como jabón de Castilla. ¿Por qué? Pues bien, el jabón de Castilla recibe este nombre por haberse producido a gran escala en los territorios de la Corona de Castilla, desde donde era exportado a numerosos lugares de Europa y América, principalmente durante la Edad Moderna. Aunque la Corona de Castilla no era el único productor de este tipo de jabón, sí era su productor por antonomasia. Esto se debe a que la calidad de este jabón era altamente superior a los realizados en las regiones del norte, donde escaseaba el aceite de oliva, ya que allí este era elaborado a partir de grasas animales, dando un jabón más desagradable y con menor valor para el cuidado de la piel. 

Tradicionalmente la sosa empleada era el mazacote o barrilla, nombre que se daba a las cenizas procedentes de la combustión de varias plantas, llamadas genéricamente almarjo o barrilla (como la Sarcocornia perennis)Hoy en día en lugar de la sosa tradicional (carbonato de sodio) se usa la sosa cáustica (hidróxido de sodio), obtenida de forma sintética. Fueron muy importantes las jabonerías de Andalucía, donde recibían el nombre de "almonas", término de origen árabe. En el antiguo reino de Sevilla la casa de Alcalá tenía el monopolio de estas manufacturas, destacando la Almona de Sanlúcar de Barrameda, de los siglos XVII y XVIII, que era la única almona andaluza que permanecía intacta, hasta que en 2003 fue derribada parcialmente.

El aceite de oliva, tiene unas propiedades excepcionales que le confiere al jabón. Es nutritivo, suave y emoliente, y debido a su porcentaje de insaponificables cercano al 2%, debemos añadir su carácter antioxidante, calmante de irritaciones y protector de las agresiones y del sol. Por ello es recomendable para las pieles más sensibles como las de los bebes, secas, maduras y con eccemas.

Y vamos al grano, cual es la "receta"?

Os dejamos con las proporciones básicas para un kilo de aceite,(recordar que no es lo mismo que un litro) y a partir de ella podéis hacer vuestras proporciones:

Aceite de oliva virgen = 1 kg.
Sosa cáustica = 140 g.
Agua = 326 g.

Y si quieres un toque de olor, por ejemplo: 15 gramos de aceite esencial de lavanda que además es cicatrizante!

Fácil, verdad? Comentaros que es un jabón que produce una espuma suave pero no en grandes cantidades, por lo que muchos amantes del jabón suelen mezclar en la fórmula aceites saturados, como el aceite de coco o de palma para aumentar dicha cantidad.

También responder a la típica pregunta ¿reciclado o virgen? La formulación es la misma, no cambia la composición de los aceites en términos de saponificación, pero si comentar que, aparte de los posibles olores de comida que lo podría hacer un poco desagradables, al haber estado sometido a altas temperaturas, algunos componentes termolábiles, como las vitaminas, se destruyen, por lo que para uso cosmético recomendamos el virgen.

Además, si os ha interesado este artículo, podéis ver más información, como ver paso a paso el proceso o el porqué de las cantidades, en nuestra clase  gratis de nuestro curso online de elaboración de jabones en:


Muchas gracias por vuestro interés, y si tenéis alguna pregunta no dudéis en contactar con nosotros a través de nuestra web www.ajedrea.com o en nuestro email: info@ajedrea.com.

Esperamos que os haya interesado y si lo veis de utilidad, compartirlo en vuestras redes sociales!

4 comentarios:

  1. Si añadimos aceite de coco, este hay que descontarlo de el aceite de oliva?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada aceite necesita una cantidad especifica de sosa, en concreto el de oliva necesita solo el 70% de sosa que el aceite de coco, por lo que en este caso no puedes sustituirlo. en cambio con girasol si, porque el indice de saponificacion es similar.

      Eliminar
  2. entonce, ponemos
    Aceite de oliva virgen = 1 kg.
    Sosa cáustica = 140 g.
    Agua = 326 g.
    y x de coco, no hay que aumentar la sosa o el agua tampoco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres puedes comprobar tu formula en la siguiente calculadora de jabones: http://www.pinsapo.com/calculadora/

      Eliminar